Los 5 peores rivales del BMW Serie 3 2020

Los 5 peores rivales del BMW Serie 3 2020

La carta de presentación del BMW Serie 3 hace que sea uno de los rivales a batir dentro del mundo de las berlinas. Veamos cuáles son sus cinco peores rivales.

Su presencia en el segmento de las berlinas le ha convertido en uno de sus iconos; no en vano, el BMW Serie 3 llegó hace 40 años. Sus cifras le han permitido mantener el tipo: seis generaciones y más de 15 millones de unidades vendidas. Disponible en versión familiar (BMW Serie 3 Touring), también presume de una variante GT, que mezcla la amplitud del segmento D con la elegancia coupé, y de la deportividad de su versión M3.

A nivel estético, el actual Serie 3 representa el nuevo lenguaje de diseño de la marca: una interpretación moderna de la deportividad combinada con un carácter más dinámico. Bajo su capó se mantiene la apuesta por la tecnología BMW TwinPower Turbo para sus bloques de gasolina (184-374 CV) y diésel (150-265 CV). A ellos se unirá la versión híbrida enchufable: el BMW 330e.

Audi A4

La quinta generación del Audi A4 llegó en 2015 y cuatro años después, en 2019, fue puesta al día. Una actualización que tuvo tres focos (diseño, tecnología y motores) y que, a pesar de las novedades, le permitió permanecer por debajo en lo que a precio se refiere. Sus versiones caminan por los mismos senderos. Tiene una carrocería familiar, el Audi A4 Avant, que, a su vez, dispone de una opción más campera: el Audi A4 Allroad quattro. En la vertiente más deportiva nos encontramos con el Audi S4 y el RS4 Avant. La apuesta del A4 es clara: continuidad. Los cambios estéticos son siempre leves, pero en equipamiento tecnológico consigue ganar la partida al BMW Serie 3 con una amplia oferta de asistentes a la conducción y su sistema de infoentretenimiento. Su gama de motores es pareja ya que cuenta con opciones de gasolina y diésel que van desde los 136 hasta los 245 CV, algo menos potentes que los de BMW. En cuanto a las versiones eco, el Audi A4 ha estrenado micro híbridos en toda la gama.

Jaguar XE

Sí, el Jaguar XE es más caro que le BMW Serie 3, pero es el precio que hay que pagar por un modelo que ha redefinido el concepto de berlina deportiva. Y es que esta es una de sus bazas para luchar contra sus rivales, pero no la única ya que hay que tener en cuenta tanto el diseño como su dinámico comportamiento en carretera.

El Jaguar XE es el rival más joven puesto que sólo conocemos una generación, que fue revisada en 2019 para modificar su exterior, su equipamiento y sus motores. Fruto de ello, la marca británica ofrece un amplio despliegue de ayudas a la conducción y sistemas de información y entretenimiento.

Su oferta mecánica es más reducida y, además, no cuenta con versiones electrificadas. Así las cosas el Jaguar XE está disponible con un 2.0 turbodiésel de 180 CV y un 2.0 turbo gasolina con 250 o 300 CV. Unas mecánicas que lo convierten en una berlina que ha sabido combinar deportividad y elegancia para ofrecer agilidad y diversión al volante.

Mercedes Clase C

El Mercedes Clase C es un producto convincente aunque es cierto que su precio es más elevado que el del BMW Serie 3. Su cuarta generación, la actual, llegó en 2014, pero la marca alemana la ha cuidado con importantes evoluciones. Si por algo se caracteriza el Clase C es por un comportamiento refinado y cómodo, pero, eso sí, su conducción es menos divertida que la del Serie 3.

Igual que el modelo bávaro, tiene varias versiones: familiar (Estate), descapotable (Cabrio) y Coupé. Y, por supuesto, cuenta con tres variantes firmadas por AMG para satisfacer a aquellos que buscan más deportividad.

La oferta de motores del Mercedes Clase C es extensa. Igual que sus rivales se divide entre las motorizaciones tradicionales de gasolina, cuyas potencias oscilan entre los 156 y los 258 CV, y diésel (150-254 CV) y las que son más respetuosas con el medio ambiente. En este caso se trata de dos versiones híbridas.

y mucho mas:

https://www.autobild.es/listas/5-peores-rivales-bmw-serie-3-2020-618731